jueves, 28 de julio de 2016

Una historia de antes en la que moría un ruiseñor

video


- Mira… un petirrojo…- dijo ella.

- Ay sí…

-¿Recuerdas la primera vez que me hablaste de lo mucho que te gustaban los pájaros?
-No… -respondió él.

Ella sonrió y siguió observando al petirrojo, posándose de una rama a otra, ajeno a la conversación que acababa de generar.

-Una vez -empezó ella - recuerdo que estaba echada en mi cama. Acabábamos de separarnos definitivamente y no sé si era de día o de noche, pero de repente me agobié porque me di cuenta de que no era capaz de recordar la última película que habíamos visto juntos. Veía claramente esa noche, nos veía echados en mi cama cogidos de la mano, veía lo relajada que me sentía y el haber pensado lo entrañable que me resultaba la imagen de nosotros dos así. De haberme quedado dormida y darme cuenta por la mañana de que me habías quitado las gafas y las habías puesto en la mesita… Espera no fue con esa peli… ¿ves? Lo mezclo todo… Bueno, la cuestión es que me pasé horas intentando recordar que la película había sido Matar a un ruiseñor - (ella se rió suavemente).

-Hasta el título es apropiado…- continuó ella- No paré de recrear todos los momentos que recordaba hasta que dí con el título. Y tanto agobio y tiempo por un detalle cuando recordaba  perfectamente la terraza, el olor a sidra y madera, el verano en el que nos conocimos y mí misma diciéndote lo mucho que me gustaban esos pajarillos pequeños que están por todas partes y que avanzan, así, como saltando. -Los gorriones- dijiste tú, creo que entre incrédulo de que no lo supiera y divertido… Hasta el que no sabe nada de pájaros sabe lo que es un gorrión- añadiste. Bueno… dije yo, ahora que has dicho gorrión, sí, te puedo decir que lo conozco.

-Es verdad- dijo él suspirando y sonriendo al mismo tiempo. Bueno ahora ya es distinto, ¿no? Si paseas por la ría hasta sabrías lo que es un cormorán- añadió riendo.

-Si- dijo ella riendo-  ahora ya todo es distinto.

Una historia de antes en la que moría un ruiseñor

video


- Mira… un petirrojo…- dijo ella.
- Ay sí…
-¿Recuerdas la primera vez que me hablaste de lo mucho que te gustaban los pájaros?
-No… -respondió él.

Ella sonrió y siguió observando al petirrojo, posándose de una rama a otra, ajeno a la conversación que acababa de generar.

-Una vez -empezó ella - recuerdo que estaba echada en mi cama. Acabábamos de separarnos definitivamente. No sé si era de día o de noche, pero de repente me agobié porque me di cuenta de que no era capaz de recordar la última película que habíamos visto juntos. Tenía bien nítida la imagen de esa noche, de estar echados en mi cama cogidos de la mano, de lo relajada que me sentía, y de haber pensado lo entrañable que me resultaba la situación. Me quedé dormida y por la mañana me di cuenta de que me habías quitado las gafas y las habías puesto en la mesita… Espera no fue con esa peli… ¿ves? Lo mezclo todo… Bueno, la cuestión es que me pasé horas intentando recordar que la película había sido Matar a un ruiseñor - (ella se rió suavemente).

-Hasta el título es apropiado…- continuó ella- No paré de recrear todos los momentos que recordaba hasta que dí con el título. Y tanto agobio y tiempo por un detalle cuando recordaba perfectamente la terraza, el olor a sidra y madera, el verano en el que nos conocimos y mí misma diciéndote lo mucho que me gustaban esos pajarillos pequeños que están por todas partes y que avanzan, así, como saltando. -Los gorriones- dijiste tú, creo que entre incrédulo de que no lo supiera y divertido… Hasta el que no sabe nada de pájaros sabe lo que es un gorrión- añadiste. Bueno… dije yo, ahora que has dicho gorrión, sí, te puedo decir que lo conozco.

-Es verdad- dijo él suspirando y sonriendo al mismo tiempo. Bueno ahora ya es distinto, ¿no? Si paseas por la Ría hasta sabrías lo que es un cormorán- añadió riendo.

-Si- dijo ella riendo-  ahora ya todo es distinto.

domingo, 17 de julio de 2016

Recuerdos de verano de un verano

Verano 2016


Tu parte del armario vacía,
cerrada a medias.
Y de repente, 
la realidad se transforma en esa playa
llena de gente bailando
al son de cajas de música enloquecidas.

Hoy
ese mismo lugar es silencio.
Y camino hacia el punto de inflexión 
de un verano fatal...
Únicamente para mirar hacia el mar
e imaginar a un pez saltar 
como queriendo morder el cielo.

(Ejercicios de escritura creativa en un autobús.
En una mañana triste de final de un verano.
Memorias pasadas de una tarde en Luanco.
Foto de una mañana en Bayas)

jueves, 7 de julio de 2016

Pequeña llamada al Sol

Helios, Apolo, Inti, Saulè, Ekhi, Ra, Sòl...
Os necesitamos, te necesitamos...
Porque tenemos que estirar los brazos cual gatín y pensar: voy a vivir y descansar.
Que nuestros hombros tengan sabor a mar.
Que no se acaben los planes, los amigos, la alegría.
Que nuestra piel tenga color a vida.

Today is de day - Yo la tengo
Chan chan - Buena Vista Social Club
Love is Strange -  Mickey & Sylvia